fbpx

Resulta importante manejar el tema de la motivación laboral en el sector empresarial, mantener los empleados bien sean jefes o subalternos realmente comprometidos e interesados en los asuntos laborales es determinante para la productividad de la compañía. Es normal que en esta época de crisis se pierda la conexión fácilmente con los objetivos comunes que se delimitan en el entorno laboral, es entonces donde toma relevancia el tener un departamento de talento humano con políticas internas claras para detectar e intervenir cuando observen situaciones de alarma.

Antes de enfocarnos en las causas más frecuentes de la desmotivación laboral, es importante conocer los síntomas que pueden presentar los trabajadores. ¿Cómo puedo identificar si mis empleados están desmotivados?  o ¿cómo identificar si yo como trabajador o jefe a cargo de un personal estoy desanimado respecto a mi labor en la empresa?

Síntomas de la desmotivación Laboral:

  1. Falta de iniciativa: Cuando deja de tomar la iniciativa en ocasiones obvias, frecuentes o se empieza a evidenciar la falta de interés en lo que se hace.
  2. Baja Productividad: Disminuye ostensiblemente la ejecución del desempeño laboral en un tiempo especificado, va más allá de un mal día o un día de poco rendimiento.
  3. Negativismo Constante: pensamientos nefastos y negativos tanto en el entorno laboral como personal, quejas permanentes de las condiciones laborales.
  4. Aislamiento: Se abstrae de compartir con sus compañeros dentro y fuera del sitio de trabajo.
  5. Desconcentración: Perdida de concentración e interés en su trabajo, retraído, pensativo constantemente.
  6. Impuntualidad e incumplimiento: Es notoria en la entrega o ejecución de lo asignado, en las llegadas tardes o salidas muy temprano del sitio de trabajo con algún pretexto, ausencia por motivos banales.

Posibles causas de la desmotivación laboral:

  1. Rutina o estancamiento: Los objetivos propuestos cuando se inició el trabajo ya se cumplieron o fueron mal establecidos, cayendo en un círculo vicioso que conlleva a una rutina tediosa.
  2. Problemas personales: Tener bienestar, hábitos de vida saludable, una vida en familia estable, garantizan de cierta forma que el empleado pueda cumplir sin mayores distracciones los objetivos de la empresa donde labora.  
  3. Problemas económicos: De los factores que más desmotivan a los empleados, tener problemas financieros conlleva a replantearse si lo que está recibiendo como salario o prestación es lo adecuado para entregar todo su potencial, estará en constante insatisfacción personal.
  4. Problemas de comunicación en el trabajo: cuando no existe una efectiva comunicación Horizontal y vertical en la empresa, cuando los objetivos y metas a alcanzar en conjunto, el equipo de trabajo se desconecta y esto puede llegar a influir en la motivación de algunos.
  5. Falta de identidad con la empresa o falta de empatía con el jefe Cuando los objetivos del empleado y su filosofía de vida no están alineados con la los de la empresa o el jefe inmediato difícilmente se encontrará la motivación para continuar, es una relación que está destinada a una corta vida.

Conocer los síntomas y causas del desánimo laboral facilitará que la empresa pueda buscar los mecanismos o fórmulas para darle un adecuado manejo cuando se presenten estas situaciones, un empleado desmotivado puede contaminar el ambiente laboral y provocar que otros empleados se contagien con esa actitud, entonces tendríamos un ambiente tóxico donde predomine el negativismo y la mala actitud frente a la empresa.

¿Qué se debe hacer una vez detectada esta situación?

Por parte de la empresa, si eres jefe y estas a cargo de un personal debes procurar fortalecer el departamento de Recursos humanos, tomar medias grupales con actividades motivacionales que descongelen las tensiones causadas, determinar cuál es el trabajador o trabajadores en situaciones vulnerables o que se encuentren desanimados o muy poco comprometidos con la compañía e intervenir cada caso particularmente, para evitar de esta forma un efecto dominó en la motivación general del personal.

Ahora bien, si como empleado o jefe que estas a cargo de un personal te das cuenta de que te ha ganado el desinterés por tu trabajo y esto empieza a bajar e influir en tu productividad, debes buscar ayuda prontamente, apoyándote siempre en recursos humanos, hablando con tu superior jerárquico, planteándole tu situación, seguro encontrarán una solución para el beneficio de todos.

Teniendo en cuenta la situación especial en la que se encuentra el mundo en estos momentos y la crisis económica que se vislumbra, es imprescindible que tengas en cuenta la parte motivacional de equipo de trabajo, esto marcará la diferencia en las nuevas metas que se trazaran para superar esta emergencia.

Escrito por Marta Montero Gómez

Basado en información tomada de: El Universal. (29 de 11 de 2017). Liderazgo desmotivado. el desánimo laboral que se propaga. Obtenido de El Universal: www.eluniversal.com.mx