fbpx

Empezaremos definiendo que es una deuda: Es una obligación adquirida por una persona natural o jurídica con la finalidad de pagarla de acuerdo a unas condiciones previas establecidas. Tener claros los conceptos alrededor de la deuda te resultará necesario para el entendimiento del tema a tratar en este Blog. 

Quien presta es el acreedor, quien pide prestado es el deudor, el monto o cantidad solicitado es el capital y los rendimientos que este genere son los intereses, la deuda entonces es la obligación de devolver lo solicitado más los intereses en el plazo pactado.

Podemos afirmar que adquirir una deuda es necesario para la dinamización de la economía personal y por ende del país o región, facilitando la realización de proyectos, iniciación de emprendimientos, cubrir situaciones imprevistas o en algunos casos pagar otras obligaciones; debemos tener el cuidado de no elevar nuestro nivel de endeudamiento por encima de los niveles permitidos.  La recomendación es que estos niveles oscilen entre un 35% y 40% de los ingresos recibidos, esto es muy relativo y siempre dependerá de cada caso en particular (te recomendamos leer nuestro Blog Educación Financiera Básica). https://one2credit.com/educacion-financiera-basica/

Las deudas buenas son la que nos ayudan a dinamizar nuestra economía, las deudas malas son las que nos empobrecen cada día más.  Saber identificarlas hace parte de los conocimientos básicos que toda persona debe tener para alcanzar la anhelada estabilidad económica.

Deuda Buena: La definiremos como aquella que adquieres para generar más riqueza en el futuro (inversiones) o un bienestar para ti y tu familia pero que puedes pagar en corto plazo (esparcimiento y momentos especiales).

Como inversiones podemos clasificar la adquisición de bienes inmuebles para evitar pagar renta o rentarlo para un ingreso adicional, carro para transportarnos y ganar tiempo en el trabajo, estudios, pregrado y post grado, pólizas de seguro médico de mayor cobertura, inversión en un negocio, empredimiento personal.

Las deudas que hagamos para salir de viaje u otras actividades con la familia, pareja, hijos o simplemente solos para conocer, descansar o recrearnos las consideramos deudas buenas por lo que estas representan para armonizar nuestra vida, siempre y cuando se paguen a corto plazo y se adquieran a unos intereses muy bajos.

Deuda Mala: Aquella deuda que sea para consumir un producto que dure menos que el plazo de la deuda podría catalogarse como una deuda mala, porque estaremos pagando intereses por largo tiempo, así como las que no nos generen ningún tipo de rendimiento en el futuro. Algunos ejemplos según nuestra opinión son las compras que se hagan con tarjetas de crédito, créditos de libre inversión sin propósitos, compra a crédito de comida y elementos de consumo inmediato.

Recuerda siempre revisar y analizar tu situación financiera, evaluar el nivel de endeudamiento y la capacidad de pago, clasificar tus deudas, priorizar el pago de las deudas malas ante las buenas y tener en cuenta la tasa de interés. Te recomendamos hacer este análisis semestralmente y tomar acción inmediatamente si detectas que tu economía personal empieza a decrecer.

Escrito por Marta Montero Gómez

Basado en información tomada de: Finanzas para todos. (s.f.). deuda “buena” y deuda “mala”. Recuperado el 08 de 05 de 2020, de Finanzas para todos: www.finanzasparatodos.es